lunes, 21 de julio de 2014

 
 
El Ashe es la segunda de tres energías espirituales que Oloddumare otorga a Obatalá para que pueda con ella, dinamizar a la creación; es mediante el Ashe que las cosas pueden ser posibles, que existan los tiempos y la creación evolucione.

Es nuestra creencia que esta fuerza puede ser acumulada, orientada, transmitida, depositada y transferida mediante rituales específicos con las obvias limitaciones que nos producen el ser, seres perceptibles.

Obatala recibe de Oloddumare, la orden de depositar parte del Ashe en cada uno de los Imale de acuerdo a su mejor juicio y entender y estos a través de Eshu distribuirlos sobre la creación.
 
Estar facultado para llamar a los orishas y que acudan a ayudarnos con el problema que tengamos no al instante como muchos desearían, lleva su tiempo el lograr nuestro propósito.
 
Cuando los orishas acuden en nuestro auxilio por medio de una velación nos irradian nuestro cuerpo físico y espiritual con su energía armonizando nuestra aura y las vibraciones que nuestro cuerpo irradia, es como afinar un instrumento musical.
 
El instrumento seriamos nosotros y el afinador el Orisha encargado de la velación, por ejemplo en caso de que velación fuera para Eshu, la llamada de bienvenida sería  "Eshu Maferefun Eshu".
 
 
 

{ 2 comentarios... read them below or Comment }

TEXTOS, HISTORIAS, PATAKIS...

Con la tecnología de Blogger.